Hoplitas arcaicos, fragmentoHoplitas arcaicos, fragmento

Hoplitas arcaicos«No dejó de advertir el atrida Menelao, caro a Ares, que Patroclo había sucumbido en la lid a manos de los troyanos; y, armado de luciente bronce, se abrió camino por los combatientes delanteros y empezó a moverse en torno del cadáver para defenderlo. Como la vaca primeriza da vueltas alrededor de su becerrillo mugiendo tiernamente, porque antes ignoraba lo que era el parto, de semejante manera bullía el rubio Menelao cerca de Patroclo. Y colocándose delante del muerto, enhiesta la lanza y embrazado el liso escudo, se aprestaba a matar a quien se le opusiera».

Homero, Iliada, canto XVII.

Hoplitas arcaicos

(Ilustración realizada para la revista Desperta Ferro, Antigua y Medieval).

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone