La lechería de Chiqui y perro bajando la cuesta de Soleta (de primeras veces y agradecimientos)

    La lechería de Chiqui y perro bajando la cuesta de Soleta

    La lechería de Chiqui y perro bajando la cuesta de Soleta.

     

    Óleo sobre lienzo (¿1980?).

     

    Este cuadro es aquí el primero porque fue el primero. Nunca agradeceré bastante a mis padres (y a mi abuelo) haber estado tan atentos como para conseguir que aquellos Reyes Magos de ¿1980?, ¿1981?, trajeran a una pequeñaja de cinco o seis años una caja de óleos que olía a gloria, y un maletín, y una paleta, y unos pinceles, y un caballete con el que, feliz, invadir inmediatamente la zona del ventanal enorme del salón familiar y pintar lo que tenía delante, pintar…

     

    Y hasta hoy.